La vuelta de vacaciones

By | 2017-11-29T12:27:43+02:00 agosto 23, 2016|Categories: blog, hábitos, Sin categorizar|9 Comments

Pues ya vamos volviendo de las vacaciones y todo el mundo sabe que la vuelta es muy dura, todos deprimidos por retomar la rutina, el trabajo … pero ¿los que tenemos EM lo llevamos igual o peor que el resto?.fin de vacaciones.

 

Pues yo diría que peor. Muchos de los que tenemos EM necesitamos una base de vida rutinaria, nos permite controlar mucho mejor la fatiga y la ansiedad y nos ayuda a llevar unos hábitos de sueño y una alimentación más sanas.

Pero cuando llegan las vacaciones y el calor esa vida rutinaria suele deshacerse y el ritmo del día a día cambia y se hace más «desordenado». Es más fácil que nos acostemos tarde, que cometamos excesos con la alimentación, con las cervecitas, que nos cansemos con viajes, playas, familia y amigos, ruido … Y nosotros vamos aguantando, por un lado porque también nos apetece «ser normales», por otro porque apenas queda más remedio.

 

Y ahora llega Septiembre, la gente sana vuelve cansada y deprimida, pero muchos de nosotros volvemos agotados; y aparte de que todavía nos queda un buen rato de aguantar calor, esta época es de todo menos descansada: preparar la vuelta al cole de los niños, volver a madrugar y al trabajo, retomar las cosas que hay que hacer en casa …  ¡uuff!. Este año yo estoy particularmente fatigada y siento que mi cuerpo no está para aguantar mucho más.

 

Mafalda-vacacionesAsí que ya empecé a retomar las «viejas» costumbres de planificar lo que tengo que hacer en el día, hacer una cosa de cada vez, no agobiarme (o al menos intentarlo), tomarme un ratito de descanso tras cada tarea, tratar de controlar los niveles de fatiga posponiendo lo que es menos urgente, acostándome todos los días a la misma hora y durmiendo 7 u 8 horas. También me ayuda ser más estricta con una alimentación sana: muchas vitaminas de frutas y verduras, cinco comidas poco copiosas al día, pocas grasas animales, beber mucha agua.

 

Al final, vuelta a la rutina propiamente dicho. No me arrepiento de los excesos de las vacaciones, los he disfrutado y mucho, pero como sé que pagamos muy duramente los excesos continuados ahora necesito descanso.

 

¿Como llevas tu las vacaciones y la vuelta?, cuentanoslo dejando un comentario en esta entrada o escribiéndonos un correo a hola@somosem.com

 

9 Comments

  1. Consuelo 24 agosto, 2016 at 6:55 pm - Reply

    Hola. Yo volveré de vacaciones dentro de dos semanas. Me apetece volver a mi rutina, sobre todo a mis comidas planificadas y a a hacer ejercicio de forma continua. Esta vuelta de vacaciones es , por decirlo de alguna manera «especial».
    Llegó de vacaciones y empiezo con las últimas pruebas para el cambio de tratamiento.
    Lo tomaré como parte de nuestra rutina de invierno. Feliz vuelta de vacaciones a tod@s.
    Un abrazo

    • CleoLagos 25 agosto, 2016 at 9:03 am - Reply

      Hola Consuelo,
      esperamos que disfrutes a tope tus dos semanitas.
      Yo ya llevo una semana de gimnasio y comida sana y reconozco que mi cuerpo lo echaba de menos.
      Que las pruebas que te faltan y el nuevo tratamiento te vaya muy, muy bien, ¡mucha suerte!.
      Un abrazo grande, Cleo

  2. Laura Owl 24 agosto, 2016 at 12:05 am - Reply

    Hola, yo me voy de vacaciones ahora en septiembre, veremos a ver qué pasa, intentaré estar más activa por el blog para ir comentando todo, pero sé que la vuelta será dura. Muy de acuerdo con la entrada! Un saludo!

    • CleoLagos 25 agosto, 2016 at 9:17 am - Reply

      Hola «buhita»!
      muy, muy felices vacaciones!.
      Y no pienses ahora en la vuelta, cuando llegue ya la afrontarás.
      Disfruta mucho. Un beso, Cleo

  3. Yolanda 23 agosto, 2016 at 2:50 pm - Reply

    Desde que no trabajo han disminuido mis brotes, el estrés, los nervios, la ansiedad de no poder llegar a todo como una persona»normal». Ahora vivo más relajada y tranquila. Las secuelas, la fatiga constante no desaparecen pero me voy adaptando ak nivel de cansancio de cada momento sin la presión de la vuelta al trabajo. Durante años ha sido un suplicio, siempre, siempre volvía y me costaba un brote. La verdad que es un precio demasiado caro. Ahora me toca vivir, adaptarme a lo que llegue…

    • CleoLagos 25 agosto, 2016 at 9:16 am - Reply

      Hola Yolanda,
      me identifico totalmente; me gustaría trabajar, pero el precio a pagar es muy caro.
      Yo también he ganado muchísimo en salud al quitarme el estrés del trabajo.
      Sigue bien y sin agobios niña!
      Un abrazo, Cleo

      • Yolanda 25 agosto, 2016 at 9:54 am - Reply

        Gracias Cleo. La verdad que yo también lo echo de menos, siempre he sido muy activa. Trabajaba, estudiaba, iba al gimnasio… no paraba, mientras podía. Ahora ya toca vivir más tranquila. No nos queda otra. Un besote.

  4. Domando Al Lobo 23 agosto, 2016 at 11:52 am - Reply

    Cuando decía que necesitaba «unas vacaciones de las vacaciones» pero nadie me entendía en el trabajo.
    Ahora lo «bueno» de estar en el paro-no poder trabajar es que puedo ir más a mi ritmo y me organizo antes y después de la visita familiar estival. Me siento «brotando» pero a ver si disimulo y me escapo.
    ¡¡Bienvenidas chicas!!

    • CleoLagos 25 agosto, 2016 at 9:12 am - Reply

      Hola chiquilla!,
      yo soy también de las que necesita vacaciones de las vacaciones, sobre todo este año.
      Espero que te escapes de «brotar» y con amplia ventaja!
      Un besazo grandote, Cleo

Leave A Comment