Yo soy … ¡ansiosa!

Desde siempre he sido una persona ansiosa y creo que es lo que menos me gusta de mi misma. Al principio no era muy consciente de mis niveles de ansiedad, en todo, pero a base de comentarios de otras personas o de ver como reaccionaba yo frente a las cosas y como reaccionaban los demás, no me quedó más remedio que aceptar que de calma y tranquila tenía menos que lo justito.
.

ansiedad-1Recuerdo una charla de una neuropsicóloga en la que dijo que era una característica bastante común en los EM, lo cual me dio una cierta explicación de mi ansiedad, pero no fue consuelo alguno. Y no me preocupa solo que los demás perciban ansiedad en mi, cosa que no suele ser buena en las relaciones sociales, sino que soy consciente de que no me deja reaccionar bien cuando me enfrento a situaciones un poco (o un mucho) estresantes de la vida y a veces he llegado incluso a marearme e hiperventilar ante cosas que me han sorprendido de repente con la guardia baja.

Asumido que así soy yo, y que poco remedio tiene, llevo tiempo intentando buscar maneras de controlar esa ansiedad; de controlar en realidad mis reacciones y como veo y afronto las cosas. Los remedios que me aplico son los que yo he visto que me ayudan, aunque seguro que hay muchos más que no se me han ocurrido.

La mayoría de la gente me dice que la meditación les ayuda mucho para controlarla, pero confieso que yo (quizá debido a esa misma ansiedad) no he conseguido ni meditar como se debe, ni que me ayude. Y me pasa lo mismo con el yoga las veces que he intentado practicarlo.

Al otro extremo están los medicamentos ansiolíticos, evidentemente ayudan a controlar la ansiedad y yo los he tomado y aún los tomo en algunas épocas muy malas, pero no me gusta ese tipo de medicamentos. A mi me producen una sensación de que todo me da igual y de descontrol de mis acciones que me resulta desagradable.

Me ayuda mucho el ejercicio físico moderadamente intenso, me permite “echar fuera nervios” y terminar agradablemente cansada, lo cual hace que reaccione más tranquilamente a las cosas. Otra cosa a la que me ha obligado el practicar ejercicio de media duración es a planificar y quemar cada etapa sin agobios y a su marcha (principalmente porque si no  lo haces así no llegas al final).

Cambiar la alimentación también me ayudó, comer más veces y más ligero, más frutas y verduras y menos carne y grasas saturadas, menos café y más infusiones … todo eso hace que me encuentre mejor, mi cabeza más despejada y me calma la irritabilidad. Lo mismo que ordenar mi rutina de sueño y dormir más horas y siempre con los mismos horarios. También uso mucho el escuchar música y hacer cosas con las manos para intentar mantener el cuerpo y la mente relajados.

Para evitar mis “repuntes” de ansiedad intento llevar mis cosas ordenadas, apuntar todo, planificar con calma las cosas que puedo, plantearme todo como una secuencia de pasos que hay que hacer uno a uno, sin pensar cuantos quedan por detrás.

Y para “ataques de ansiedad” repentinos lo primero que tuve que hacer fue aprender a reconocerlos como tales (y no ponerme a disparar cañonazos a las moscas inmediatamente), obligarme a sentarme y respirar profundo unas cuantas veces hasta que noto que el cuerpo se relaja un poco y entonces intentar pensar con claridad, sin tanta prisa como antes tenía. También intentar pedir ayuda o consejo cuando tengo a alguien a mano en esos casos; muchas veces esa opinión de otra persona transforma algo “horrible e inevitable” en algo menos malo que se puede afrontar aunque no sea bueno.

Paciencia

Evidentemente todo esto tiene sus fisuras y hay algunas veces que “reviento”, pero sí es verdad que menos fuerte que antes y que ya hace bastante tiempo que no me pasa. No estoy satisfecha del todo con lo que he conseguido, pero se que he hecho mucho por calmar mi eterna ansiedad, y es una de las cosas que más me alegra de lo que he hecho desde que me diagnosticaron la EM.

 

Y si quieres contarnos que trucos utilizas para controlar tú la ansiedad serás muy bienvenido 🙂 , escríbe un comentario en esta entrada o envíanos un correo a hola@somosem.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *