Apreciación de la temperatura corporal

Recuerdo que una de las primeras cosas que le pregunté a mi neuróloga, una vez mitigado el impacto inicial del diagnóstico, fue que si la EM podía provocar problemas de “apreciación” de la temperatura corporal. Su respuesta fue rotunda, no. Sí me explicó que las temperaturas altas podían exacerbar los síntomas y que eso era algo temporal y no era perjudicial para la enfermedad, pero que no provocaba “calores” o “fríos”.

Por entonces yo tenía episodios de algo parecido a sofocos, de repente me ponía a sudar a chorros durante unos cinco minutos, sin que la temperatura hubiera variado. Y cuando se me pasaba me quedaba normal, sin calor ni frío excesivos. Ahora me pasa menos, aunque de vez en cuando se repite, y lo que si tengo claro es que me pasa siempre que me agobio de repente con algo.

 

Ya me he acostumbrado y lo llevo con paciencia, pero con la campaña The World vs MS y mirando en particular el reto de Paula @unadecadamil he vuelto a darle vueltas a este tema.

He leído algunas cosas que indican que sí es cierto que la EM también puede provocar problemas en la apreciación de la temperatura corporal, en los foros pueden encontrarse personas que reportan problemas similares (“vilar39” en el foro de Abdem los llama “fallo del termostato” y me gusta ese nombre) y en el propio reto de Paula se incluyó un comentario de alguien de Reino Unido que describe otra de las cosas que me pasan a mi:

«Al no poder mover el edredón con los pies en la cama si tengo los pies demasiado calientes, me quedo atrapada ahí en una sauna o quito todo el edredón y una hora más tarde me despierto temblando de frío. Las temperaturas altas me debilitan, y cuando me despierto con calor ya es demasiado tarde para poder mover las piernas».

– Em, Reino Unido – Reto de World vs.MS

 

Por la noche me pasa lo mismo, me despierto a veces bañada en sudor y al poco rato vuelvo a tener la apreciación normal de la temperatura que realmente hay.

Yo estoy convencida de que estos síntomas de “fallo del termostato” son provocados por la EM. Hay muchos estudios sobre la influencia del calor ambiente sobre la esclerosis múltiple, pero no encuentro nada sobre que provoque lo que me pasa a mi, quizá porque no es fácil estudiar algo que es una apreciación subjetiva difícil de medir.

 

Si también tienes problemas con la apreciación de tu temperatura corporal o tu neurólogo te ha aclarado algo sobre el tema y quieres compartirlo con nosotros puedes hacerlo dejando un comentario en esta entrada o enviándonos un correo a hola@somosem.com.

12 opiniones en “Apreciación de la temperatura corporal”

  1. A mi también me pasa, desde hace ya muchos años. La noche la paso con continuas interrupciones del sueño, mut desagradables, no puedo pasar ni una noche sin despertarme cada dos por tres.
    Además los sofocos se repiten por el día y, llevo siempre las manos con sensación de que me arden.
    Es una pena que todos los especialistas se nos quiten de encima….

    1. Hola Leles,
      si que es muy desagradable 🙁
      Yo también me despierto por las noches varias veces con calor; durante el día me pasaba al principio, pero hace tiempo que ya no, o muy de vez en cuando. Espero que a ti también te mejore, al menos un poco.
      Y si, en todas estas cosas estamos más solos que la una, los médicos nos ignoran olímpicamente.
      Un abrazo y muchas gracias por comentar, Cleo

  2. Hola a tod@s, me pasa igual que a vosotros, os aclaro que hace 14 años que llevo con EM y en el diagnóstico en una de las pruebas me dijeron que el sistema térmico nervioso lo tenía afectado.
    Por supuesto que si tiene que ver y mucho con nuestra enfermedad. Pero nunca me han mandado nada para llevarlo mejor.

    1. Hola M.Carmen,
      gracias por comentar, lo del sistema térmico nervioso afectado me ha gustado mucho, nunca me han dicho algo parecido, pero es lo que yo siempre he creído que me pasa y que es a raíz de la EM.
      Yo no sé si hay algo para mejorarlo, pero me voy temiendo que no, porque no conozco a nadie a quien le hayan dado algún remedio.
      Un abrazo, Cleo

  3. Hola soy Chefi y creo que los neurólogos, de los síntomas, no tienen mucha apreciación, sabrán de la enfermedad en sí y tengo duda de algunos. Yo también tengo calores y frios. Por la noche me dan sofocos que también pueden ser de la menopausia pero, por otro lado, por el día tengo los pies helados y las manos también, eso parece que es común a muchos escleróticos. Es un frio localizado en pies y manos como si tuviera unos guantes y unos calcetines de hielo, no es frio generalizado por todo el cuerpo, es local. Los neurólogos no se preocupan de hacer un test a los pacientes para observar los síntomas repetitivos.

    1. Hola Chefi,
      mi neurólogo me dijo que eran de la menopausia, pero el ginecólogo me hizo todas las pruebas de hormonas y me dijo en aquel momento que ni estaba en la menopausia ni se la esperaba en un rato.
      Y coincido contigo en que la mayoría de los neurólogos pasan mucho de los síntomas que ellos consideran que no son “peligrosos” o que no tiene medicamentos que los traten.
      Me gusta lo de los guantes de hielo, yo no suelo tener ese problema en los pies, pero lo que me pasa en las manos se ajusta muy bien a esa descripción.
      Un abrazo, Cleo

  4. Hola Cleo.
    También tengo subidas de temperatura corporal cuando menos me lo espero. Creía que eran por la EM pero el neurólogo me dijo que no tenían ninguna relación.
    Estos últimos meses han empezado a ser más frecuentes (prácticamente diarios).
    Es complicado tener un síntoma que nadie justifica. Acabas pensando que bien es algo psicosomático o que te estás volviendo hipocondríaco.
    Pero pensando en positivo sólo es calor y quitándote la chaqueta mejora bastante (aunque alguno se sorprenda al verte a menos de 5 grados en mangas de camisa).
    Seguro que algún día lo estudiarán.
    Un abrazo

    1. Hola Nieves,
      voy viendo que esto es más común de lo que yo pensaba.
      Es cierto que es un plomo tener esos síntomas que todos los médicos dicen que “no son de su consulta”, pero como bien dices, éste no es el más molesto (aunque alguna vez me ha dado por “ponerme a chorrear sudor” estando con alguien y es desagradable.
      Un abrazo, Cleo

  5. Hola!! llevo desde el año diagnosticada, y siempre me tacharon de “rara” porque o estaba heladísima(manos sobre todo) o me daba por tener unos sudores,,…que si me dan en la cama ya puedo cambiar hasta sábanas…Y sí, comparto con vosotr@s que creo que se debe a la EM.

    1. Hola Vanesa,
      si, yo también suelo tener las manos heladas y los sudores me dan sobre todo en la cama.
      Lo que sí es cierto es que me daban más antes del diagnóstico y durante más o menos el primer año, ahora ya solo me dan los sudores en la cama por la noche; así que algo ha mejorado la cosa.
      Un abrazo, Cleo

  6. Buenas!
    Yo ya antes del diagnóstico tenía unos cambios bruscos de temperatura corporal que no eran ni medio normales. Puede que me acueste con el frío metido en el cuerpo, pero en mitad de la noche me despierto acalorado, con el sudor empapando la cama. Mi pareja ya me llama “el estufa”. Difícil encontrar un punto intermedio en el que sentirse cómodo. Yo también lo asocio a la EM, aunque la neuro me dice que no tiene por qué.
    Me apunto el concepto “fallo del termostato”, muy bueno 😉
    Un abrazo,
    Jacobo

    1. Hola Jacobo,
      a mi me pasa lo mismo por las noches, con el consiguiente “desconcierto de temperaturas” de mi marido; y también me empezó a pasar antes del diagnóstico.
      Me alegro de que hay más gente que también piense que puede asociarse a la EM. ¡Gracias!.
      Un abrazo, Cleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *