Teoría de las lesiones preactivas

Supongo que como a mí, la información que os han contado, o habéis leído, sobre la EM RR os ha llevado a saber que nos produce inflamaciones en el cerebro (no se sabe el por qué) que van dañando la mielina; de ellas nos vamos recuperando como podemos y que, cuando el cerebro va teniendo dificultades para recuperarse, se va produciendo degeneración, con el consecuente deterioro cognitivo. Es decir, la teoría tradicional de la EM, en la que la neurodegeneración es consecuencia de la inflamación,

Pero hay más teorías sobre la interacción entre la degeneración cerebral y las inflamaciones de la EM y hoy os quiero dar unas pinceladas de la

Teoría de las Lesiones Preactivas-Microglía

que se ha empezado a manejar desde 2012 para intentar explicar las cosas desde otro punto de vista. Esta teoría a mi me gusta especialmente.

 

Vamos a ver primero algunos conceptos sencillos:

La inflamación es la forma de manifestarse de muchas enfermedades y un mecanismo de inmunidad innata. Se trata de una respuesta frente a las agresiones del medio, y está generada por los agentes inflamatorios. En nuestro caso, al producirse inflamación los linfocitos acuden a eliminar al agente que la provoca y terminan atacando la mileina “por error”.

La neurodegeneración se produce, según la teoría tradicional de la EM, cuando las neuronas se quedan sin comunicación con otras neuronas, al estropearse los axones por los ataques de los linfocitos a la mielina, y entonces mueren.

microglialesLa microglía está compuesta de células de soporte del cerebro que detectan los daños en las neuronas e intentan paliarlos; son la la primera y principal línea de defensa del sistema nervioso central. Si hay que reparar la neurona llama a los oligodendrocitos, que intentan remielinizarla y, si la neurona ha muerto, a los astrocitos que la eliminan del tejido cerebral.

 

La teoría de las lesiones preactivas defiende que lo que hace la EM es que nuestras neuronas empiecen a morir (no se sabe por qué), y los oligodendrocitos se “estresan” al desaparecer muchas neuronas y generan una sustancia (HSPB5) que atrae a la primera línea de defensa del cerebro, la microglía. Ésta llama a los linfocitos para defender al cerebro de lo que interpreta como una infección.

En personas sanas los linfocitos “arreglan” a los oligodendrocitos y se acabó el problema. Pero en nuestro caso atacan a la mielina y a los oligodendrocitos, confundiéndolos posiblemente con un virus, y causan la inflamación (brote) y las esclerosis en las neuronas.

 

Es decir, según esta teoría, que aún está en estudio, primero se produce la neurodegeneración y ésta es la que causa la inflamación que se traduce en un brote. De esta forma, cuando se nos manifiesta el primer brote ya nuestro cerebro habría empezado a perder neuronas.

 

Saqué estas notas de la charla que la Dra. Yolanda Higueras, neuropsicóloga en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, dio el día 14 de Diciembre de 2016. Cualquier error en ellas en enteramente mi culpa.

 

A mi me gusta esta teoría porque lo primero que yo noté fue más dificultad para concentrarme y tomar decisiones y, un año después, tuve mi primer brote declarado.

¿Tu has notado problemas de concentración y memoria antes de tu primer brote?, si nos lo quieres contar dejanos un comentario en esta entrada.

 

 

 

 

Los brotes en la EM

Hoy os traemos unas notas tomadas en la charla sobre “Los brotes en la EM” que, el 23 de junio, el Dr. Juan Pablo Cuello (neurólogo del equipo de EM del Hospital Gregorio Marañón de Madrid) impartió dentro del los ciclos de charlas que la Unidad de EM del hospital organiza todos los años para pacientes y familiares.

 

LOS BROTES EN LA EM

¿Qué es un brote?

Es una afectación localizada del sistema nervioso central (cerebro, nervio óptico o médula espinal) que dura más de 24 horas. Está autolimitada en el tiempo (en semanas o meses remite, totalmente o casi totalmente dejando alguna pequeña secuela) y sigue un curso progresivo, subagudo

Según el lugar al que afecte dará lugar a diferentes síntomas, típicos de dicho sector; aunque hay zonas del cerebro que, aun estando afectadas, no presentan síntomas detectables.

Hay que tener en cuenta que las EM remitente-recurrente y progresiva recidivante producen brotes, pero en las formas progresivas no hay brotes, sino que la progresión avanza de forma continuada.

 

¿Por qué son importantes los brotes?

Principalmente porque son marcadores de actividad de la enfermedad; nos indican que la EM necesita tratamiento o que el tratamiento utilizado puede estar siendo inefectivo.

Esta actividad es la que luego dejará las “cicatrices” (esclerosis) en el cerebro y/o la médula.

 

¿Por qué suceden los brotes?

liver pancreas nl

Básicamente se produce un proceso inflamatorio que daña la mielina de los axones. Es decir, la capa grasa que protege los nervios y asegura que las señales eléctricas se transmiten bien a través de ellos.

Igual que sucede si dañamos la capa protectora de los cables de la luz, estos daños en la cubierta de los nervios hacen que las señales nerviosas se transmitan mal, o más lentamente, del cerebro a otras partes del cuerpo y viceversa.DrCuello

Por ejemplo, si el daño es en el nervio óptico, aunque los ojos funcionen perfectamente y “vean”, la señal que transmiten no llegará correctamente al cerebro y nuestra percepción será la de no ver o hacerlo de forma defectuosa

 

Ejemplos de brotes frecuentes

  • Neuritis óptica
    • Visión borrosa
    • Dolor en los movimientos del ojo
    • Alteración de la percepción de los colores
  • Alteraciones de los movimientos oculares (nistagmo)
  • Síntomas corporales (que suelen afectar a una combinación de partes del cuerpo más que a solo un miembro)
    • Síntomas sensitivos o falta de fuerza en la mitad del cuerpo
    • Falta de coordinación y fuerza en los miembros inferiores …
  • Ataxia: alteración del equilibrio y la coordinación que hace que “parezcamos borrachos”

 

¿Qué no es un brote?

Al principio (y no tan al principio) puede ser una obsesión para nosotros determinar si alguna cosa “nueva” que notamos es o no un brote. Algunos ejemplo de síntomas que no se consideran un brote pueden ser:

  • cualquier síntoma que remite él solo en menos de 24 horas
  • síntomas que afectan a partes muy pequeñas del cuerpo (un dedo, el talón …)
  • cualquier problema de visión que se se arregla con unas gafas
  • olvidos o despistes puntuales del tipo “no sé dónde he dejado las llaves”
  • la fatiga.

 

¿Cómo evito los brotes?

Pues buena pregunta sin respuesta :(. No está claro por qué se producen los brotes, pero sí que:

  • aplicándonos la medicación
  • haciendo ejercicio regularmente

ayudaremos mucho a evitar que se produzca un brote.

 

¿Que hacer si tengo un brote?

Es importante tener en cuenta que un brote es algo que debe conocer el neurólogo y estar en nuestra historia clínica, pero NO es una urgencia médica. Ante la duda observa que tus síntomas duran más de un día y, sin prisa o agobios, intenta contactar con tu neurólogo o con la enfermera del servicio de neurología.

Tu neurólogo te hará una exploración y determinará si realmente se trata de un brote y que tratamiento te recomienda.

 

¿Hay que tratar todos los brotes?

No es “obligatorio” tratar los brotes, aunque si deben quedar documentados en nuestra historia clínica.

Si toleramos bien los síntomas que nos ha producido el brote o éstos son leves, puede que nos recomienden solamente un período de observación para esperar que vayan remitiendo ellos solos.

Si el brote es fuerte, o los síntomas producidos son incapacitantes, el neurólogo nos recomendará un tratamiento que consistirá en corticoides intravenosos a dosis altas (1 gr. diario) durante 3 ó 5 días (en algunos hospitales empiezan a suministrarlos a igual dosis pero orales). Hay brotes que aún con el tratamiento no remiten, entonces pueden optar por hacernos una plasmaféresis; pero esto es un tratamiento mucho más invasivo y que requiere hospitalización.

El tratamiento con corticoides acelerará la desaparición de los síntomas, pero no va a tener influencia dentro del curso de la EM en nosotros o en las esclerosis que nos produzca el brote.

 

Conclusiones

  • Los brotes son consecuencia de una afectación focal localizada den el cerebro o la médula espinal
  • La presencia de brotes indica que hay actividad inflamatoria
  • Es fundamental que nuestros brotes estén documentados en nuestra historia clínica para que nuestro neurólogo pueda plantear la mejor estrategia de tratamiento
  • Los tratamientos que utilizamos para la EM buscan evitar los brotes. Es importante utilizar la medicación

 

¡ Muchas gracias al equipo de EM del Hospital Gregorio Marañón por tenernos en cuenta a los pacientes y organizar estas charlas divulgativas para nosotros !

EM y la neuritis óptica

El primer contacto “que no podíamos ignorar” con la EM, en muchos de nosotros, fue una neuritis óptica. neuroptica-1

La neuritis óptica, o neuritis retrobulbar, es una inflamación del nervio óptico (ese que lleva la información visual desde el ojo hasta el cerebro). Los síntomas que produce suelen ser bastante repentinos y asustar bastante y pueden ser: pérdida de visión, visión borrosa, visión doble, visión “rara” de algunos colores, dolor en el ojo …

.

Nuestra primera reacción es ir corriendo al oftalmólogo para que nos diga que nos pasa, pero en una exploración oftalmológica normal no suelen verse problemas en el ojo. Esto es lógico, porque el problema no está en el propio ojo, sino detrás, en el nervio óptico.

neuroptica-2Si nos hacen un campo visual sí aparecerá que hay áreas en las que no vemos bien (o no vemos nada), y si nos hacen un  OCT (tomografía de coherencia óptica) de la retina podrá apreciarse una cierta disminución del grosor de la capa de fibras nerviosas; pero la causa de todo esto no la podrá decir (aunque si intuir) el oftalmólogo.

Lo normal es el que el oftalmólogo nos derive a neurología para que nos hagan más pruebas (nuestra querida resonancia, por ejemplo).

.

Afortunadamente, es muy habitual que la mayoría de las neuritis ópticas empiecen a remitir, aún sin necesidad de tratamiento, a las pocas semanas y que en unos meses solo queden algunas secuelas.

No olvidemos que estas secuelas pueden empeorar de forma transitoria con el calor, el estrés o el cansancio (fenómeno de Uhthoff) dándonos un buen susto cuando menos lo esperamos.

.

La neuritis óptica, igual que cualquier brote de EM, se trata con corticoides intravenosos; éstos acortarán la duración de los síntomas y acelerarán la recuperación visual.

El pronóstico de neuritis óptica suele ser bueno, aunque en algunos casos permanezcan algunas alteraciones visuales.

.

¿Has tenido tu también neuritis óptica?. Cuentanos tu experiencia dejando un comentario en esta entrada o escribiéndonos un correo a hola@somosem.com

 


Fuentes documentales utilizadas para esta entrada:

 

Primavera de brotes

Estamos en primavera, este año con muchos cambios de tiempo, inestabilidad a tutiplen y muuucho aire. El cuerpo nos dice que es “una maaaala primavera” (claro que eso pasa casi todas las primaveras 😉 ).Primavera1

Y es que la primavera es una época muy propensa a los brotes, esa gracia de la EM que todos los que tenemos RR tememos a muerte. Pero ¿que es un brote?, pues la aparición más o menos repentina de nuevos problemas neurológicos debidos a la formación de nuevas lesiones en la mielina,

¿Y que son “nuevos problemas neurológicos?, pues como la EM es imprevisible y diferente en cada uno de nosotros, casi cualquier cosa: problemas de visión, falta de fuerza en una extremidad, hormigueo y/o falta de sensibilidad en alguna parte del cuerpo, problemas motores, en algunos casos dolor, problemas de equilibrio … Una de las cosas más divertidas de la EM es el tiempo que nos podemos pasar pensando si esto o aquello es un brote 🙁

Los síntomas pueden/suelen aparecer progresivamente y para considerar que es un brote deben durar más de 24 horas.

 

dudas1Y si me pasa eso, ¿que hago?. Pues esto, lamentablemente, depende mucho de tu hospital. Sin prisa, pero sin pausa, debes contactar con tu enfermera, neurólogo u hospital de día de neurología; allí te harán un reconocimiento para determinar si se trata de un brote y que tratamiento le darán. Si en tu caso es imposible contactar con ellos, debes acudir a urgencias de tu hospital. Un brote no se considera una urgencia médica, pero debe ser puesto en conocimiento de tu neurólogo y debes tener tratamiento adecuado (aunque puedes decidir tu mismo que prefieres no aplicártelo). Ante la duda (razonable) considera que tienes un brote y acude a tu hospital, para que te digan que no lo es siempre hay tiempo.

El tratamiento habitual, una vez determinado que realmente se trata de un brote, son corticoides a dosis altas (1 gr. diario) por vía intravenosa u oral, durante 3, 4 ó 5 días seguidos. Hasta hace poco se administraban por vía intravenosa en el hospital (casi dos horitas en el “sillón” entre que te lo inyectan y el rato que debes estar allí después, para asegurarse de que todo va bien); últimamente se administra a veces por vía oral, tomado disuelto en líquido en tu casa. En cualquier caso, no olvides tomar el famoso Omeprazol como protector estomacal todos esos días.

¿Efectos secundarios? el mejor es que los síntomas del brote suelen remitir bastante, si no completamente; los malos son: nerviosismo, irritabilidad, hinchazón de la cara y el cuerpo, malestar … Y todos ellos persistirán por varios días. Hasta hace poco, una vez terminados los “bolos” de corticoides que te asignaban, te aconsejaban seguir tomándolos en pastilla varios días, rebajando la dosis gradualmente. Ahora hay sitios donde ya no se hace eso y te los quitan de golpe, con lo que tendrás dos o tres días de “síndrome de abstinencia” que pueden ser bastante molestos.

Con todo esto tus nuevos síntomas deberían de haber remitido apreciablemente y lo que queda es que tu neurólogo determine si debe hacerte o no una nueva RM para ver las nuevas lesiones y/o si debes cambiar de tratamiento para la EM por otro que te sea más efectivo.

cabeza-fria

Todos tenemos pánico a los brotes, está claro que indican que las cosas no van bien, pero ante la sospecha seria de un brote mantén la cabeza fría y acude a tu hospital.

 

 

 

Como ayuda documental para esta entrada se han consultado:

Actuar ante un brote de EM. Observatorio EM FEM

Red Pacientes. Esclerosis Multiple